viernes, 11 de mayo de 2012

Una formación muy cara


Además de unas cuantas sesiones, esta semana he andado demasiado liado, para ayudar a una empresa a encontrar un Director de Operaciones Europeo. Me ha tocado revisar en tiempo record un centenar de curriculums y hacer una decena larga de entrevistas. Hay personas que les cuesta asumir en su carrera profesional que alguno de sus pasos fue un fracaso. Y buscan mil y una evasivas para afrontar ese trance.

Y es que sin caer esa especie de exaltación del fracaso que estamos viendo últimamente es cierto que un revés en nuestra vida profesional, o personal, puede tener un valor fructífero. Igual que puede haber triunfos estériles. Los fracasos serán positivos si nos conducen a nuevas percepciones e ideas que aumenten nuestro saber y experiencia.

Thomas Watson empezó a trabajar en la IBM en 1914. Veintitrés años después fue nombrado presidente. A los pocos meses de su nombramiento llamó a su despacho a un joven ejecutivo de la compañía que en una arriesgada operación había perdido diez millones de dólares. El joven, mientras esperaba en la antesala del despacho presidencial asumía que iba a ser despedido fulminantemente. Sin embargo Watson le dijo:

- "Acabamos de gastar diez millones de dólares en su formación, espero que sepa usted aprovecharlos bien".

Y es que muchas veces nos colapsamos por algunas de las sombras que lógicamente deben poblar algunos de los episodios de nuestra vida. Fracasos tenemos todos. Y todos los días. Lo malo es cuando uno considera que eso es imposible de dominar y de recuperar, y decide arrojar la toalla en vez de seguir luchando por corregir las verdaderas causas de sus cansancios y caídas.

3 comentarios:

lukass11 dijo...

Grandes palabras, Carlos.
Esa reflexión en estos duros tiempos, llenos de frustaciones, son un soplo de aire fresco.
Gracias
Luis.

F.Corvinos. dijo...

Creo que se debería intentar traerte a la plaza de toros teutona.

Semejante Toro y tan Gran Torero sería una gran cita!

Habrá que hablarlo con Börlin.!


Ps. Voy preparando un Cohiba.

Carlos Andreu dijo...

Gracias Luis por tus palabras. No dejes de compartir estas reflexiones con gente que creas que las puede necesitar.

Fernando. Yo encando de ir hasta allí. El problema es que si en español se me entiende con dificultad, imagínate los teutones... Pero vamos...